15 de maig de 2018

Mi melocotón precioso

Mi melocotón precioso,
pronto te volveré a ver.
Estarás siempre en mi ser,
mi ángel guardián amoroso

Te llevo por dónde quiera que vaya,
tu cariño lo llevo siempre presente.
No hay rincón que de mí te ausente
ni árbol antíguo que dé tu talla.
Madera de noble haya,
árbol monumental y frondoso,
es tu amor materno grandioso,
que ve mis años crecer.
Te llevo muy dentro de mi ser
mi melocotón precioso.

Pasan los días como ilusiones
y tu amor en mí se agiganta.
Detengo un grito en mi garganta
mientras mi mente busca las canciones.
¡Quiero pregonarte mis emociones!
¡Quiero expresarte mi querer!
¡Quiero al mundo hacer saber
que tu vida y  la mía son una!
Y aunque te quiera esconder la luna
pronto te volveré a ver.

Hoy me cobijo en tu mirada
que destella sin final.
Y soy feliz en el maizal
que es tu amor de madre amada.
Hoy me envuelvo con la frazada
que me ofrece tu querer.
Aquel que ilumina mi saber,
aquel que siempre me acompaña.
Mamá María, como el aroma de la caña,
siempre estarás en mi ser.

Sé que se acerca el día
en que esta distancia se acabe.
Nos encontraremos donde nadie sabe
para cantar nuestra melodía.
Aquella que en nosotros crecía,
renovándose feliz y orgullosa,
ésa nuestra canción tierna y ufanosa,
que conmigo cantas dentro de mí...
Tu gran amor me lleva hasta tí
mi ángel guardián amorosa.

                        Chicho


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada